Cambio climático reduce poblaciones de insectos

Al menos 500 especies de insectos están en peligro de extinción, debido al cambio climático, causado por el ser humano.

En Finlandia, treinta investigadores del reino animal lanzaron una alarma por la crisis ambiental, pues, sus estudios indican que, un millón de especies están en peligro de extinción, particularmente, por el incremento de la población humana, y entre ellas, se encuentran al menos 500 mil insectos, una declaración que, exige hacer un verdadero cambio y empezar a proteger a los animales.

¿Por qué morirán tantos insectos?

La extinción de especies tiene consecuencias en la cadena alimenticia, y está, desde hace varios años, se ha encontrado con cambios derivados a la sobreexplotación de los recursos, la destrucción de hábitats y la caza indiscriminada, la contaminación que, ha provocado que el calentamiento global se intensifique, y que, como consecuencia, arroja múltiples daños al aire, agua y tierra, provocando un fuerte cambio climático.

Cabe destacar que, el ser humano, también, ha provocado la aparición de especies invasoras, un claro ejemplos son las abejas africanizadas cuyo auge comenzó en Brasil, cuando, un científico experimentó trayendolas desde África para crear grandes cantidades de miel, y ahora, han matado reemplazado prácticamente a la especie nativa de América.

Cambio climático: insectos afectados

Mariposas, abejorros, escarabajos y abejas, entre otros insectos, se extinguirán, así lo asegura la investigación “Scientists’ warning to humanity on insect extinctions”, dañando completamente la cadena alimenticia del mundo, pues, estos insectos se dedican a polinizar todas las plantas del mundo.

La desaparición de los insectos, quienes son los verdaderos limpiadores del mundo, dejaran sin alimento a mamíferos, pájaros, murciélagos, anfibios y reptiles, quienes, dependen de ellos, para sobrevivir.

Insectos sufren por el cambio climático

El estudio, arrojó que, la invasión de los humanos en los hábitats de los insectos, con el uso de químicos elaborados para eliminarlos, así como, todo tipo de contaminación, incluso la acústica y lumínica, y claramente, la industrial, han mermado su población y con ello, la vida humana y del planeta está en riesgo.

Al respecto, el estudio, señala: “El cambio climático impulsado por la combustión amplifica el peligro: las temperaturas estacionales desconocidas y el avance de la primavera significan, por ejemplo, que las mariposas han emergido antes que las plantas de néctar que normalmente las nutren”.

Con información de El Demócrata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.