Bodas de destino pospuestas y canceladas por COVID-19

Rocío González Jongitud, directora de Turismo de Reuniones e Industria de Romance del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, afirmó que 67 mil 500 bodas de destino de las 90 mil que se realizan al año en la entidad, se pospondrán hasta finales de 2020 o principios de 2021, por la contingencia que se vive a nivel mundial.

Recordó que esta cifra incluye bodas religiosas, renovaciones de votos, ceremonias mayas y demás, aunque en bodas civiles, la cifra que se tuvo el año pasado fueron nueve mil 328.

La funcionaria estatal comentó que, desde que comenzó la pandemia, han hecho encuestas, preguntando con hoteles y con los proveedores, si han negociado con las parejas para que pospongan su enlace y no lo cancelen.

“Más o menos el número que te puedo dar es de un 70-75%, que se están cambiando de fecha que la van a posponer para el segundo semestre de este 2020 o el primero de 2021”, comentó.

González Jonguitud destacó que, del resto, algunas están canceladas y otras no saben si cancelan, porque la pareja está indecisa en establecer una nueva fecha en caso de posponer.

Una boda de destino en Quintana Roo deja una derrama desde los 10 a los 200 mil dólares, dependiendo el tipo de fiesta que la pareja quiera y el número de invitados que asista, en donde la estancia promedio es de tres a cinco días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.