AztechSat-1, primer nanosatélite mexicano en el espacio inicia transmisión

Como parte de una misión que podría durar hasta 6 meses, el AztechSat-1 comienza con su función de transmitir información

El primer nanosatélite mexicano ha sido desarrollado por investigadores y estudiantes de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y se denominó AztechSat-1, el cual  inició con su labor se recabar información y transmitirla a la estación terrestre ubicada en Angelópolis. 

Lanzado el 5 de diciembre de 2019, el nanosatélite AztechSat-1 de manufactura poblana, llegó a la Estación Espacial Internacional por medio de la cápsula Dragón, integrándose  como parte de una misión de la compañía SpaceX, propiedad de Elon Musk, y apoyada por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos, NASA en conjunto con la Agencia Espacial Mexicana. 

El día de ayer, miércoles 19 de febrero, el AztechSat-1 fue puesto en el espacio por los astronautas de la Estación Espacial Internacional, e instantes después se comenzó la conexión con el satélite.

La investigadora de la UPAEP, Erika del Carmen Sevilla García, señaló que el AztechSat-1 que forma parte de la categoría CubeSat, comenzó a hacer uso del sistema de comunicación intersatelital, mismo que es único en su tipo en el mundo, e inició las pruebas de conexión. 

Primer nanostaélite mexicano

“Hoy inicia operaciones, todavía, estará de tres a seis meses en el espacio y pronostican que el cierre del proyecto podrá realizarse en agosto. Vamos a operar la misión y dependiendo de las circunstancias se decide si se hace el cierre del proyecto y donde podamos compartir la información”, apuntó Sevilla. 

Erika del Carmen Sevilla García relató que tan sólo 40 minutos después del lanzamiento y ya estando en órbita, el AztechSat-1 prendió el mecanismo electrónico que le permite iniciar  su operación, lo que da como resultado que los primeros datos que transmita sean informes sobre el estado general del dispositivo, incluyendo datos como temperatura y presión exterior, así como el nivel de batería. 

“Todos estos datos los guardará en un archivo y los transmitirá como carga útil a través de dos modos: del satélite a la constelación Global Star y a la Estación Terrena ubicada en los laboratorios de la UPAEP”, indicó Sevilla. 

Además reveló que la misión del nanosatélite AztechSat-1 es comprobar la eficiencia en la comunicación y envío de datos a través de la constelación Global Star, con el objetivo de que en el futuro ya no sea necesario contar con una estación terrena que descargue los datos de cualquier satélite.

El equipo con el que cuenta el AztechSat-1 incluye dos sistemas de radiofrecuencia, el primero permitirá establecer contacto con Global Star, y con el segundo mantendrá contacto con la estación terrena de la Universidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.